Mariano Cadeneau

Por En Argentina, Sudamérica

A dedo de Puerto Madryn a Esquel

Este es relato de cómo llegué a dedo de Puerto Madryn a Esquel y en un sólo tramo durante mi viaje a la Patagonia del Otoño de 2013.

Estado de Situación

Me encontraba yo en la ciudad de Puerto Madryn, con la intención de visitar Esquel y con el siguiente dilema: sólo hay dos opciones para ir en ómnibus, una a las 21.30 y otra a las 22.45. El tema es que había consultado al respecto y me decían que el recorrido por la Ruta 25 es realmente hermoso, especialmente a partir de la mitad del recorrido entre Trelew y Esquel, donde empiezan a “aparecer” al costado del camino unas formaciones geológicas hermosas que son denominadas altares. Así es que casi a mitad de camino entre ambas ciudades, hay un pueblo llamado Los Altares, donde hay un ACA y se puede parar para recorrer los alrededores, hacer un poco de trekking o pasar la noche.

Ahora bien, con las opciones de ómnibus no iba a poder disfrutar del paisaje, ya que ambos hacían el recorrido de noche. Sólo quedaba una opción, la conocía muy bien y ya la había puesto en práctica en varias oportunidades (inclusive un par al día anterior): nuevamente iba a hacer dedo.

Así fue que me levanté tempranito a la mañana y luego de preparar todas las cosas, di un último paseo en bici por la ciudad para luego tomar la ruta. Comencé a caminar hasta las afueras de Madryn, donde sería un lugar más próspero para hacer dedo en dirección Trelew en principio, con intenciones de hacer una escala ahí para después continuar hacia Esquel, ya que pensar en llegar hasta esta ciudad de un sólo tramo a dedo (unos 665 kilómetros) era un poco ambicioso, aunque no lo descartaba.

En un sólo tramo de Puerto Madryn a Esquel

Lograr llegar de un saque, como muchas cosas en la vida, fue el fruto de cometer errores, aprender, corregir e intentar de nuevo: después de dos intentos fallidos, la tercera fue la vencida. Ahí te cuento un poco cómo fue.

1er Intento

Luego de caminar más de 20 cuadras desde el hostel donde me estaba quedando (con todo mi equipaje, por supuesto), me ubiqué en las afueras de la ciudad de Madryn, enfrente de un hipermercado, justo antes de una curva y luego de un semáforo. Ahí los autos tenían lugar para detenerse y tenían que bajar la velocidad  para avanzar, pero noté que no lo suficiente para verme bien, pensar si querían llevarme y después de eso detenerse por completo si eventualmente quisieran llevarme.

2do Intento

Tenía que buscar un lugar donde los autos circularan a menor velocidad para poder detenerse y en el segundo intento me paré unos 500 metros más adelante, luego de un semáforo y una loma de burro. El lugar parecía muy bueno, pero luego de que varios conductores me hicieran una seña, llegué a la conclusión de que en algo me estaba equivocando y sigo caminando para darme cuenta: había unos 250 metros más adelante un retorno y esa era la seña a la que los conductores hacían referencia. Además, en esa rotonda, también ingresaban a la ruta camiones que salían desde la zona industrial/portuaria de la ciudad, lo que me garantizaba un buen flujo de vehículos, de los cuales algunos podrían tener la intención de llevarme.

3er Intento

Luego de los dos intentos anteriores (que me llevaron entre ambos, con desplazamientos y todo menos de una hora), llegué a un lugar que parecía, por donde se lo vea, excelente: antes de llegar a donde estaba parado, los conductores tenían un semáforo, luego una loma de burro y unos conos a mitad de la ruta. Todo conductor que pasaba por dicho lugar iba, casi indefectiblemente dirección Trelew y, además, estaba enfrente de un Control Policial, lo cual, si los oficiales no me pedían que me retire (escuché historias de otros mochileros/dederos a los que les pasó) era algo positivo, ya que a los conductores podía inspirarles tranquilidad. Me quedó clara la buena predisposición de los uniformados después de que, al saludarlos con una sonrisa me sonrieran también levantando el pulgar. Esto era, sin duda, un buen augurio.

La tercera es la vencida

Así fue que a los 15 minutos que llevaba esperando, se detiene una señora en una Renault Duster y me pregunta a dónde voy, a lo que contesto que a Trelew y me invita a subir. Me preguntó si sabía cebar mate y le contesté orgullosamente que sí.

En muy poco tiempo, con Julie enganchamos muy buena onda y tuvimos unas conversaciones súper agradables e interesantes, compartiendo mate y galletitas dulces. Resulta que ella es ecóloga y una apasionada viajera y exmochilera que, al igual que yo, pertenece a la red CouchSurfing.

Mucho mejor que en colectivo

Así es que el viaje a Trelew pasa volando y al estar llegando, me dice que ella va a Bariloche pero que, casualmente, haría noche en Esquel, por lo que le cuento que yo también iba hacia allá. Compartimos entonces un viaje de varias horas que disfruté muchísimo. Con una única parada técnica en Los Altares, para cargar agua en los termos y comprar unos “legendarios” sandwiches de pan lactal, jamón crudo, manteca y queso; además de unas míticas tortas fritas, seguimos camino para llegar a Esquel a las 20.45, donde me dejan en la puerta de la casa de Salvador, un amigo que me recibiría de la comunidad de CouchSurfing.

No pude evitar pensar que a esa misma hora y si no hubiera decidido hacer dedo, estaría recién en camino a la terminal de Puerto Madryn, tomando un colectivo que costaba $407 y perdiéndome de conocer a una persona maravillosa, con la que compartí un viaje bárbaro y pude hacerle compañía en esas horas que la separaban de la ciudad de Esquel.

Creo que la moraleja de la historia es más que clara, ¿No?


Este fue mi relato de cuando llegué a dedo de Puerto Madryn a Esquel en un sólo tramo. Ahora te toca hablar a vos: ¿te has animado a hacer dedo alguna vez? ¿más de una tal vez? ¿querés contarnos de algún tramo a dedo que se te haya venido a la mente mientras leías el post? Usá la sección de comentarios 🙂

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

,

16 Respuestas a A dedo de Puerto Madryn a Esquel

  1. Javier dice:

    Buena info, Marian!

    Igualmente vengo para agregar datos de color: “EL” viento que hay en Los Altares y EL sandwich de jamon y pan casero tambien en el A. C. A. son legendarios, jajaja.

    • Mariano Cadeneau dice:

      Totalmente! Esa zona tiene un vientazo! Patagonia al mango jeje! Esos famosos sandwiches me contaban que no los hacen ellos, sino que los compran de una comunidad que vive allí cerca y le ponen precio de reventa 🙂

  2. Enrique dice:

    Y en verano, aunque uno no lo crea, el viento puede ser a menudo muy, muy caliente!

    • Mariano Cadeneau dice:

      ¡Hola Enrique! ¡Gracias por tu comentario! El lugar es muy árido, así que lo creo, aunque no lo había pensado para serte sincero…

      • Maru dice:

        Que buenooo que les guste el sur! Excelentes lugares éstos, nos encanto Esquel y tenemos pensado irnos a vivir alla, pero estamos reconnsiderandolo, y el motivo es la empresa minera que junto a los politicos corruptos estan acechando a la ciudad, con la posible extraccion de oro , a cielo abierto, y con la consiguiente e inevitable contaminacion de aire, y agua de la zona, una verdadera lastima!
        Veremos y por lo pronto, cruzamos los dedos!

  3. Daniel dice:

    Hola, Mariano! Interesante experiencia! Gracias por compartirla!

    Llegué a tu blog buscando info sobre Sierra de la ventana y me enganché con otros posts. Este año aún no me fui de vacaciones aunque tengo ganas de volver a la patagonia, y en especial a Bariloche, para recorrer lugares que aún no recorrí. Siendo un chico de ciudad (vivo en zona noroeste de Buenos Aires), estar en medio de los bosques barilochenses con ese silencio solo interrumpido por el sonido de las aves y las ramas siendo golpeadas por el viento imitando puertas antiguas es una sensación indescriptible.

    Pero también estaba barajando la posibilidad de hacer un viaje a Sierra de la Ventana que es algo más cercano y económico y como no conozco y es una zona tranquila con lindos atractivos naturales, creo que podría estar bueno visitar. Para abaratar los costos había pensado en viajar en tren de Constitución hasta Tornquist. Aunque después estaría ver cómo hacer para movilizarme allá. Por lo que estuve viendo, está la opción de hacerlo por combis o remís o transporte Silver aunque no conozco los costos. Nunca consideré hacer dedo pero tal vez sea una opción por lo que aquí decís o en otro post que dedicaste sobre el tema. ¿Que opinás? Después es cuestión de ver también alojamiento. Estuve viendo por la zona y está el Complejo El Mirador pero sigo abierto a otras opciones. Opiniones sobre todo esto serán bien recibidas 🙂

    Abrazo!,

    • Hola Daniel! Gracias a vos por la visita al blog y por los comentarios, me alegro de que te haya gustado el “viaje” por este espacio 🙂
      La Patagonia tiene un algo indescriptible que enamora, fui varias veces y volvería mil veces más, es un paraíso terrenal, realmente.
      La zona de Sierra de la Ventana, Tornquist, Cerro Tres Picos son de los más interesantes para descansar, desconectarse (o conectarse con la naturaleza) y hacer trekking en provincia de Buenos Aires, por lejos (y en mi opinión, desde luego).
      Tomar el tren a Tornquist es una excelente manera de comenzar el viaje y te súper recomiendo hacer dedo por la zona, porque la gente del lugar es muy amable y como los que van de turismo van con varios cambios menos, te pueden llegar a dar una mano también.
      Si querés ahorrar y hacerlo un poco más “conectado” con el lugar, te recomiendo acampar, que la zona es ideal para eso, aunque muy frío en invierno y gran parte del otoño. Opciones de alojamiento no conozco por la zona, porque las noches que anduve por allá fue en carpa.
      Un abrazo y espero que puedas ir a conocer!

      • Daniel dice:

        Hola, Mariano! Gracias por tu respuesta!

        Recién me entero que me respondiste. Pensé que por ahí me llegaba alguna notificación a la dirección de correo-e que había puesto.

        Gracias por la recomendación del “dedo” en la zona de Sierra de la ventana. Lo de acampar también es una opción que no descarto ya que eso contribuiría a estar en contacto más con lo natural. Para esto vi que hay dos opciones: el campamento base de Sierra de la ventana, y la estancia Funke; esta última leí en el sitio web de la Fundación Funke que tiene una zona de acampe en Recepción y otra en Puesto Glorieta, y además se puede hacer acampe libre en las sierras (aunque para esto no estoy seguro en qué parte de las sierras se referirían).

        Curioseando un poco Google Maps, veo que la estancia está bastante alejada de lo que es el Parque Provincial Ernesto Tornquist/Campamento base. También vi que uno puede seguir derecho como te bajás de la estación del tren y enfilar hacia la estancia. Pero levantar campamento en la estancia de una no se si sería la mejor idea si uno quiere comenzar recorriendo el Parque Provincial para medir fuerzas con otros ascensos menos demandantes como el Cerro Bahía Blanca y dejar Tres Picos para más tarde, una vez que uno ya hizo el ejercicio previo con Bahía Blanca, Cerro Ceferino o similares. De seguir por este camino, tal vez la mejor opción podría ser levantar campamento en el Base hasta recorrer bien todo el parque y recién acampar en Funke cuando uno esté planeando hacer Tres Picos. ¿Qué opinás?

        Tanto la experiencia “dedera” (te robo el término :-D) como acampar, sería definitivamente algo nuevo para mi y que puede estar bueno para tener una salida diferente. ¿Lo del “dedo” lo recomendás en general para moverse dentro de toda la comarca turística?

        Si termino con la idea de comenzar acampando en el Base, mi “bautismo dedero” (jajajaja) sería viendo dónde posicionarme para llegar ahí. ¿Moreno y Ruta 76 pensás que podría ser un buen punto estratégico? Igual antes de ir para allá creo que estaría bueno recorrer las zonas aledañas a la estación de tren para conocer un poco del lugar. Por lo que veo, a unas tres cuadras de la estación, frente a la plaza, está la Oficina de Turismo de Tornquist.

        Si voy en tren hasta Tornquist, como soy de zona noroeste, voy a tener seguramente un tren y subte antes de llegar a Plaza Constitución. No recuerdo si habías sido vos que lo mencionaste en otro post o lo leí en otro blog sobre la experiencia de viajar en un subte en hora pico con una mochila de 60 litros, lo cual desencadenaría miradas un tanto “flipantes” jajajajaja.

        Bueno, cualquier otra sugerencia sobre estos comentario, me vendría genial. Gracias por leer!

        Un abrazo!,

        • Hola Daniel!
          Claro, el correo de aviso sólo te llega si tildaste la casilla de verificación, sino no te avisa, es cierto.
          En cuanto a zonas de acampe en Estancia Funke, en efecto podés acampar libremente en la sierra, es un poco a criterio o hablando con las personas que anden por la zona que fueron varias veces y que saben dónde tenés más reparo del viento y dónde hay fuentes de agua cerca, sobre todo.
          Si tenés bastante tiempo me parece bien primero ir al P.P. Tornquist, hacer algún ascenso en Cerro Ventana y después ir al Tres Picos, pero si estás en buena forma podés ir directo a Tres Picos también, no hay problema.
          La experiencia de acampe es hermosa y vale la pena tenerla el menos una vez en la vida. Lo de hacer dedo en ciudades más pequeñas y pueblos y en el “campo” en Argentina está buenísimo y es súper fácil, así que animate tranquilo.
          Y en cuanto a dónde hacer dedo, siempre es importante el reconocimiento de terreno, pero mirando el mapa Moreno y R.76 parecería un buen punto. Después contame cuando lo hayas hecho cómo te fue!
          Claro, la mochila de 60 lts en pleno Buenos Aires llama un poco la atención y es algo incómodo, pero es como una experiencia adicional. En algún post recuerdo haberlo contado, pero no sé en cual, jeje.
          Abrazo y éxitos en la aventura!

          • Daniel dice:

            Hola, Mariano! Gracias por responder!

            No veo la casilla de verificación que mencionabas. Cuando le doy a responder solo me sale el cuadro de texto para el comentario en sí y otras tres casillas más (nombre, correo electrónico y web), pero no veo ahí esa casilla de verificación. Me fijé más tirando al pie del blog también, pero tampoco la veo 🙁

            Sí, para acampar sería cuestión también de quedarse en algún lugar con reparo y alguna fuente de agua cerca. Además de la zona de acampe en Recepción y Puesto Glorieta, “arriba”, por decirlo de alguna manera, vi que está la Cueva de los Guanacos y el Corral (aunque también leí en la documentación provista por Estancia Funke que no se puede acampar en la Cueva de los Guanacos). Había leído que por la zona se suelen encontrar víboras yararas y arañas, aunque esto lo vi en comentarios
            relacionados con el Parque Provincial Ernesto Tornquist. En el caso que esto pueda suceder también si uno elige acampar por las sierras al hacer eco-turismo de camino a Napostá/Tres Picos, habrá que pensar también en eso o tomar algún recaudo en el lugar de acampe para no despertarse en la noche o la mañana y encontrarse con visitantes inesperados :-S

            Sería cuestión de ver cómo organizarme para hacer los ascensos. No soy un súper atleta pero el año pasado subí a Cerro Llao-Llao y Mirador de Lago Gutiérrez en Bariloche, que tienen cierto nivel de dificultad, aunque no se cómo vendrá la mano acá, como para comparar entre los niveles de dificultad.

            Pensar en lo del acampe, pasar la noche en las sierras y hacer dedo, me entusiasma de alguna manera, ya que serían todas experiencias nuevas. Así que estoy viendo cómo me hago con el material necesario.

            Gracias por tomarte la molestia de ver en el mapa sobre Moreno y R76 como punto para el “dedo”! Lo voy a tener en cuenta. Tal vez como hay una pequeña rotonda allí, eso contribuya a que disminuyan la velocidad (o no), dependiendo a la velocidad con que vengan en la ruta. Pero por ahí vienen tranqui y tengo suerte 🙂

            Lo de la mochila en el subte a hora pico, sí, ha de ser toda una experiencia jajajaja. Es una una de las cosas que quiero comprarme. Quiero comprarme algo de trekking por comodidad para que también me quede para otros nuevos viajes, lo mismo que botas de trekking. Algunas personas aún se preguntan cómo no me rompí la crisma con mis zapatillas urbanas o un bolso poco práctico que usé en mi trekking de Bariloche jajaja

            Gracias por tu tiempo!

            Un abrazo!,

          • Hola de nuevo Daniel!
            Ahí tengo un temita que resolver entonces con los comentarios. Tengo pendientes algunos cambios así que habrá que tenerlo en cuenta para ese momento.
            En cuanto a tema acampe, en efecto podés acampar en el Corral y ahí tenés agua relativamente cerca, pero para ubicarlo hay que hablar con gente que conozca el lugar, que siempre hay alguno dando vueltas. En cuanto a víboras y arañas, sí las hay. Es cuestión de estar atento, pero no hace falta la paranoia digamos, jeje.
            Posiblemente sea un poco más exigente que los senderos que me mencionás pero si vas con tiempo y en un buen estado físico, lo vas a poder hacer.
            Dale nomás con la aventura de acampar y hacer dedo, animate que te va a ir bárbaro. En esa zona la gente es súper amable.
            Y sobre el equipo de trekking, es algo que yo fui comprando de a poco. Lógicamente, comprar esos items de a poco y no todos juntos es mucho menos doloroso para el bolsilo 🙂
            Abrazo y buen viaje!

          • Daniel dice:

            Hola de nuevo, Mariano!

            Puede ser que la casilla de verificación solo esté disponible de manera predeterminada para quienes hayan iniciado sesión en el blog (si tal cosa es posible) o solo esté disponible en esa modalidad. También te comento, ya que estamos hablando de los comentarios, que el botón de responder no aparece en tu última respuesta. Parece que agotamos la cantidad de niveles de respuesta. Así que te estoy respondiendo desde el nivel anterior. Por ahí esto sucede al elegir el formato de “hilos” para las respuestas y si las respuestas se despliegan de otra manera no existe esa limitación.

            Tendría que fijarme lo del Corral y preguntar lo de los cursos de agua cerca a los lugareños o fijarme en Google Maps luego de ubicar dónde queda el Corral. Sí pude identificar en Google Maps la Cueva de los Guanacos (que creo que fue donde ustedes acamparon, si mal no recuerdo) y vi allí tres cursos de agua cerca. No se el nombre, pero uno parece provenir de Sierra de la ventana y se acerca aproximadamente a 1,66 km de la Cueva. Después veo otros cursos que vienen del lado de Villa Serrana La Gruta/Ruta 33: uno se acerca a más o menos 1 km de la cueva y el otro más o menos a 2 km.

            Estuve intercambiando algunos mails con Gonzalo de Fundación Funke (tal vez lo conocés personalmente) y me decía que el tema del yarará es muy común en esa zona, principalmente entre noviembre y febrero-marzo y que fuera de esa época es difícil verlos, y el único equipamiento que uno puede llevar como para protegerte al momento de estar caminando son polainas de tela dura o simil cuero de carpincho. Para lo que son las zonas de acampe es lo mismo, los yarará y alacranes conviven en esa época que me detallaba en todas las zonas de las sierras por igual. La mayor preocupación que tenía es si pudieran meterse en el refugio que pudiera tener por la noche, mientras duerma, o en algún momento del día. Estaba pensando en llevar un tarp/lona y hacer con eso un refugio cerrado, pero como no sería una carpa no va a tener algún cierre o algo por el estilo, así que por eso mi preocupación, aunque usaría alguna configuración cerrada, especialmente también para resguardarme en caso de haber bajas temperaturas. Será cuestión de no ponerse paranoico, como decías 🙂

            La idea sería ir con tiempo, para subir sin apuros. Lo que importa es llegar 🙂

            Respecto del equipo, sí, es cuestión de ir adquiriéndolo de a poco para que no sea un desembolso grande todo junto. Me estuve fijando y las botas y la mochila son algunos de los ítems más costosos (sin contar la bolsa de dormir y esterilla, que no recuerdo en cuánto anda), si uno quiere tener algo bueno pensando que le va a seguir dando uso. Espero que sí… decías en un post algo así como que “el dedo es un camino de ida”. Cuando uno descubre en nuevas experiencias que lo pasó bárbaro, quiere volver a repetir, así que ahí será donde le saque mayor “jugo” a las cosas que haya comprado 🙂

            Un abrazo y gracias por leer y la buena onda para animarme!

      • Daniel dice:

        Algo más que me olvidaba en el mensaje anterior. Mencionabas lo de las temperaturas bajas. Por lo que veo, ustedes fueron en octubre. ¿Cómo les fue con las bolsas de dormir? ¿De qué temperatura de confort eran?

        Y aprovecho también para preguntarte se sabés dónde conviene aprovisionarse. Creo recordar algunos comentarios que leí en TripAdvisor donde decían que en algunos lugares, por ejemplo supermercados de Villa Ventana, son bastante más caros que comprando en Tornquist.

        Gracias nuevamente por leer!

        Un abrazo!,

        • Estaba viendo que este comentario te quedó en el artículo incorrecto. Seguramente quisiste publicarlo en el de Sierra de la Ventana o 3 Picos, pero bueno, te contesto por acá igual.
          En octubre es primavera por allá, yo fui con una bolsa 0ºC y las temperaturas no bajaron mucho menos de 10, por lo que me fue bastante bien.
          En efecto, aprovisionarse es un poco más barato en Tornquist que en Villa Ventana, pero no hay tanta diferencia. Donde si notarías la diferencia es sentándote a almorzar o cenar en un restaurante, pero lo que es mercados no es tanto.
          Abrazo!

          • Daniel dice:

            Hola de nuevo, Mariano!

            Sí, me quedó un poco disperso :-S En realidad era algo que se me ocurrió después de haberte escrito el mensaje anterior un poco más arriba, pero sí, podría haberlo puesto en la entrada de Tres Picos. Leyendo los comentarios de esa entrada del blog, también te respondí algo sobre una respuesta que le dabas a otra persona donde te consultaba algo también relativo a las zonas de acampe por algo que allí decías. Cuando tengas un momento, si podés darte una vuelta por ahí para aclararme eso que allí decías, sería genial 🙂

            Gracias por responder sobre el tema de las temperaturas y lo de el aprovisionamiento. Todavía no estoy seguro si me vaya este mes o el próximo, pero siempre la temperatura es un punto a tener en cuenta para poder conciliar el sueño y estar más cómodo a la hora de descansar.

            Gracias por leer!

            Abrazo!,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Querés saber cómo trabajar en línea mientras viajás por el mundo?

¿Querés saber cómo trabajar en línea mientras viajás por el mundo?

¡Descargá gratis mi ebook "10 aprendizajes de un nómada digital" ahora!

¡Te has suscrito exitosamente!

¡Compartime!

No te lo quedes para vos [email protected] ;)