Mariano Cadeneau

Por En Argentina, Sudamérica

Viajando en tren de Buenos Aires a Bahía Blanca

En este artículo te cuento acerca de mi experiencia viajando en tren de Buenos Aires a Bahía Blanca, un viaje largo pero llevadero de 14 horas realizado en abril de 2013.

Se puede viajar en un tren de larga distancia en Argentina

Muchas personas me decían que no se podía, que los trenes no son lo que eran antes, que era larguísimo el viaje, lento, que los trenes tenían siempre problemas, bla, bla, bla…

Pero, afortunadamente y una vez más, decidí no quedarme con todos esos comentarios negativos que, además, en muchos casos eran de personas que no habían intentado tomar algún tren de larga distancia aquí últimamente y se dejaban llevar por lo que les contaban o les llegaba a través de los medios. Pero les digo algo, un tren que sale y llega a horario cuyo viaje es tranquilo, no es noticia. Bueno, acá van a leer de uno.

No esperaba encontrarme esto, pero no me interesaba el lujo, así que me jugué (luego de investigar un poco en diarios de viaje y otros foros en Internet) y saqué mi pasaje (que salió sólo $105) para viajar desde Buenos Aires hasta Bahía Blanca en tren, un recorrido de 14 horas para poco más de 600 kilómetros (sí, bastante lerdo), pero se imaginan que no tenía ningún apuro por llegar y lo que sí anhelaba es vivir una experiencia de viaje distinta y la tuve…

Nos acompañó una noche de luna llena bellísima: fresca pero no demasiado, una temperatura muy agradable y un ambiente cálido en cuanto a las personas con las que compartí el viaje. No teníamos vagón comedor, pero sí había unos vendedores que eran del tren que tenían unos (permítanme la inclusión de un vocabulario informal) “sanguches de milanga”, argentinismo para “sandwichs de milanesa”, que estaban bárbaros, así que con uno de los mismos, mate y unas galletitas que llevábamos, nos arreglamos de maravilla con el tema alimenticio.

Yendo al viaje en sí, sentía el desplazamiento del tren sobre las vías como algo muy especial: sentí tranquilidad, me agradó mucho, me resultó casi hipnótico mirar las pampas desérticas a la luz de la luna. Es difícil transmitírselo, pero créanme que es algo único que en viajes de corta distancia en tren no pueden vivir, por la cantidad de paradas en poco tiempo/kilómetros, la cantidad de gente (gran parte de ellos parados), el apuro de llegar a algún lado y otras distracciones.

Me encantaría que al compartir esta experiencia, algunos de los que estén leyendo y estaban considerándolo, se animen a hacer un viaje en tren lo más largo posible por este bello país que tenemos. No son lo que eran antes, pero creo que es una experiencia que vale la pena vivirla hoy, en vez de lamentarse por lo que ya no es, anhelando el pasado.

Si se animan, esta página es una de las mejores que encontré de consulta para viajes de larga distancia en tren en el país, ya que está retroalimentada por los usuarios, por lo que pueden ahorrarse disgustos por comentarios que las empresas no hacen sobre el servicio pero que se encuentran en la práctica. También sepan que estoy a su disposición para responder cualquier duda que pueda surgirles y que esté a mi alcance responder.

Esto fue Viajando en tren de Buenos Aires a Bahía Blanca.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Querés saber cómo trabajar en línea mientras viajás por el mundo?

¿Querés saber cómo trabajar en línea mientras viajás por el mundo?

¡Descargá gratis mi ebook "10 aprendizajes de un nómada digital" ahora!

¡Te has suscrito exitosamente!

¡Compartime!

No te lo quedes para vos [email protected] ;)