Mariano Cadeneau

Por En Brasil, Guías, Sudamérica

Qué hacer en Ilha Grande, la isla misteriosa

Qué hacer en Ilha Grande, una isla enorme, con playas y montañas, una gran biodiversidad y un pasado cautivante. 

La isla misteriosa

¿Cómo logro transmitirte en palabras lo que sentí en esa isla? ¿Cómo hago para contártelo? Tenés que estar ahí para vivirla, para dejarte atrapar por sus morros, para mimetizarte con sus aves de cientos de colores, para sentirte tan pequeño al escuchar el sonido de los bugios, para dejarte fluir por sus mares infinitos, para fundirte con su arena dorada.

Recordar Ilha Grande para compartirte mi experiencia es intentar transmitirte lo que esa isla te despierta, es explicar lo inexplicable, es bajar mis sentimientos a texto. Voy a hacer mi mejor intento, como siempre.

Acerca de Ilha Grande

Ilha Grande es un paraíso natural y, como su nombre lo indica, es una isla bien grande, con 193 km² y 130 kms. de costa. En semejante extensión sólo existe una población estable de unos 3.000 habitantes, que además colaboran mucho en la preservación del lugar, por lo que se mantiene aún hoy bastante virgen. Ellos viven principalmente de la pesca y del turismo, y en su mayoría habitan en Vila do Abraão, la región de la isla que tiene la mejor infraestructura y la que recibe al grueso de los turistas.

Su geografía es bien interesante, contando con más de 100 playas, pero sin dejar de ser montañosa:  tiene varios picos de alrededor de 1000 metros de alto, una vegetación bien verde y selvática, grutas, ríos, no le falta nada. ¿Lo mejor de todo? Gran parte de su territorio se encuentra protegido en dos parques: el Parque Estadual da Ilha Grande y el Parque Estadual Marinho do Aventureiro.

El pasado de la isla

Ahora te cuento algo: Más allá de sus innegables bellezas naturales, creo que lo que cautiva de Ilha Grande es su pasado. Particularmente, dos partes:

  • La primera, que allá funcionó un espacio para albergar en cuarentena a enfermos que venían del extranjero, para más tarde transformarse en una colonia de enfermos de lepra; eso se aprecia hoy en las Ruinas de Lazareto.
  • La segunda, que en la isla funcionó la Colonia Penal Cândido Mendes, una prisión a donde se enviaban a los criminales más peligrosos del país. Pero no te preocupes, ambos edificios fueron desactivados hace varios años. Sin embargo, de alguna manera ese pasado le da a Ilha Grande una energía bastante intensa, que es imposible de explicar.

Qué hacer en Ilha Grande

Como te contaba, en la isla hay de todo, así que te voy a contar acerca de los lugares que fuimos nosotros y de un par que nos quedaron en el tintero.

Aqueduto, Ruinas do Lazareto y Praia Preta

A menos de una hora caminando desde Abraão se pueden visitar estos tres lugares: el acueducto fue construido a fines del siglo XIX a pedido del emperador Pedro II – sí, Brasil tuvo emperador, pero ya te voy a contar más de eso en otra oportunidad – para abastecer el hospital de cuarentena Lazareto. Esta obra de ingeniería tiene 125 metros de largo y 30 de alto, mirá:

Como te contaba, Lazareto es el nombre que tenía el hospital de cuarentena para los enfermos que llegaban a Brasil desde el exterior y que luego se “especializó” en lepra. Fue desactivado y demolido a cañonazos hace más de 60 años, pero se conservan las ruinas de su parte subterránea, invadidas por la vegetación:

Al interior no se debe entrar, aunque como les muestro en la siguiente foto, sí se puede:

Completando la breve vuelta y siguiendo las indicaciones de los carteles, vas a llegar al Mirante de Praia Preta, para tener una perspectiva distinta de la isla.

Vila y Praia Dois Rios

Como su nombre lo indica, la vila de Dois Rios queda entre dos ríos (¡gran definición!), por lo que, además de contar con la playa que ves en la foto anterior y con el agua salada del mar, también tiene agua dulce para ofrecer a los visitantes.

En la vila viven unos 150 habitantes, por lo que te podés imaginar la paz que hay en el lugar. Muchas de sus casas están mimetizadas con la vegetación:

Y es muy común ver monos tití en los árboles si prestás atención:

¿Y te acordás que te conté de una prisión que funcionó en la isla? Casualmente, sus ruinas se encuentran en esta parte de la isla, mirá:

Pero Dois Rios no fue para mí sólo llegar y disfrutar del lugar, sino que el sendero que va desde Vila do Abraão hasta Vila Dois Rios vale mucho la pena: tiene una vegetación exuberante, es muy tranquilo (eso porque en la isla hay muy pocos vehículos) y paisajísticamente muy atractivo:

Tanto al comienzo como al final la trilha es bastante empinada, pero ponele ganas y caminalo que vas a tardar entre dos y tres horas según el ritmo al que vayas, y en el medio tenés donde descansar:

Una vez en Dois Rios, si no te dan las piernas o el aire para la vuelta, podés volverte en un taxi boat 😉

Praia Abraozinho

A esta playa llegás con una caminata de entre 45 minutos y 1 hora. Es un sendero simple y tiene la gran ventaja de que, al llegar con un pequeño esfuerzo adicional a las playas más cercanas de la vila, la vas a encontrar en general un poco más tranquila.

En el camino, te vas a encontrar con este árbol que me pareció muy fotogénico:

Meia Volta

Un imperdible de Ilha Grande es la excursión de media vuelta. Como la isla es tan grande, si quisieras conocer sus distintas regiones a pie, necesitarías mínimo un mes. Nosotros nos quedamos una semana y gracias a la excursión que hicimos con Génesis Turismo pudimos conocer varios lugares a los que no hubiéramos podido acceder por nuestros medios en tan poco tiempo.

Durante la vuelta, te encontrás con paisajes como este:

Te cuento un poco cómo es el recorrido:

Lagoa Azul

Después de una navegación de unos 45 minutos, se llega a Lagoa Azul, que es la primera parada y es donde podés ver muy feliz chapoteando a mi compañera de aventuras, ¿hermoso, no? Te cuento que fuimos en pleno invierno y, si bien pueden tocar días un poco frescos, a nosotros nos tocó uno espectacular donde pudimos saltar del barco para meternos al agua y… ¡Hacer snorkel con pececitos de colores! ¡Wiiiii! ¡Seguimos viajando, cumpliendo sueños y tachando pendientes! Mirá este video que filmé abajo del agua con mi cámara sumergible (no, no es una GoPro, jeje):

Las antiparras y el snorkel te los da la agencia, así que no te preocupes porque están incluidos. Eso sí, si querés patas de rana las vas a tener que llevar vos.

Lagoa Verde

Luego de una parada para almorzar, la siguiente escala es en Lagoa Verde, donde te encontrás con otro paisaje paradisíaco y con aguas que invitan a zambullirse y nadar otro rato.

Saco do Céu

En este lugar existe una gran biodiversidad y las aguas ahí tienen forma de saco, de ahí el nombre. Es bastante tranquilo ya que no es fácil de acceder si no vas embarcado. Acá te muestro a un amigo que me encontré en el Saco do Céu:

En las costas de este lugar las aguas son bien tranquilas, así que también son ideales para tirarse al agua y nadar un poco.

Praia da Feiticeira

Esta playa es la última  parada del recorrido. También goza de cierta tranquilidad, ya que no es tan fácil acceder a pie. Acá tuvimos alrededor de una horita para descansar un rato, leer, escribir y tomar una caipirinha:

Pico do Papagaio

¡Qué lugar! Escalar el Pico do Papagaio y de noche es uno de los clásicos de la isla. ¿Para qué de noche? Bueno, para poder ver el amanecer como en la foto que te acabo de compartir. Los mejores momentos del día para tener esos colores en el cielo son al amanecer y al atardecer, y como no se puede acampar en el lugar y volver al día siguiente, lo mejor parece ser subir de noche.

La trilha es bastante exigente y hacerla con linternas termina siendo un gran desafío. Si no te animás a hacerla solo, podés conseguir en la isla un guía que organiza los ascensos, que conoce bien el camino y que cobra 150 reales por persona. Ahora te digo que si tenés algo de experiencia haciendo senderismo y te animás, lo podés hacer. Eso sí, te aclaro que no es fácil, porque hay distintos puntos del recorrido en donde hay muchas piedras, alguna vertiente o algún que otro obstáculo natural que vuelve complicado intuir por dónde sigue la trilha. Entonces, te recomiendo que, si lo vas a hacer, tengas alguna ayuda adicional, ya sea buscar alguien del lugar que te acompañe o bien podés usar la aplicación Wikiloc en donde podés descargar todo el sendero y usarlo sin estar conectado a internet, sólo con el GPS de tu smartphone. Si querés ayuda con eso, preguntame en los comentarios, así no aburrimos a todos con temas técnicos.

Otros lugares que nos recomendaron y no fuimos

Bueno, la isla es enorme y sólo estuvimos una semana, así que nos quedaron muchas partes de la isla pendientes. Uno de los que se consideran obligatorios es la Praia Lopes Mendes, considerada una de las playas más hermosas de Brasil. También es recomendada la Praia do Aventureiro, que es de difícil acceso, con energía eléctrica sólo por generadores y hasta las 22 y que en verano hay que pedir y pagar un permiso especial para ir, ya que se encuentra en un área protegida. Y hay bastante más, pero ya tenés bastante para entretenerte, ¿no?

Cómo llegar

Las dos ciudades más cercanas a la isla son Angra dos Reis y Conceição de Jacarei y desde ambas tenés las opciones de traslados más económicas, ya que vas a encontrar viajes directos a Ilha Grande desde Paraty o Rio de Janeiro, pero los costos son bastante elevados.

Nosotros elegimos a la ida llegar a Vila do Abraão desde Angra dos Reis, porque íbamos desde Paraty. A la vuelta, como íbamos a Rio de Janeiro, nos resultó más conveniente ir a Conceição de Jacarei. Podrás ver según tu caso qué es lo que resulta más conveniente.

Angra dos Reis – Vila do Abraão (Ilha Grande)

Tenés varias opciones para hacer este recorrido. Inclusive, en temporada alta contás además con varios refuerzos.

  • La opción más económica para hacer este traslado lo brinda la empresa Barcas S.A., que hace una salida diaria a las 15.30 con un costo de 15 reales y una duración de 1 hora 30 min. Este barco sale del puerto de Angra dos Reis, a unas 5 cuadras de donde salen las otras empresas. 
  • La siguiente más económica es de la la empresa Agua Viva, que cuenta con una opción de 25 reales a las 14.30 (ida) con un tiempo de viaje de aprox. 1 hora 20 min. La vuelta (Vila do Abraão – Angra dos Reis) es a las 7:30 por este mismo precio.
  • El resto de las opciones son de 40 reales, demoran entre 20 y 30 minutos y los ofrecen alternativamente las empresas Agua Viva y Objetiva. Como entre ambas tenés prácticamente un servicio cada una o dos horas máximo, no tiene mucho sentido de que te haga un listado exhaustivo acá, ya que los pasajes se compran en el día o el día anterior.

Conceição de Jacarei – Abraão (Ilha Grande)

En este recorrido no encontré opciones más baratas que 40 reales. Acá los traslados se los reparten las empresas Objetiva y Vila Nova, también con muy buena frecuencia a lo largo de todo el día. Lo único a tener en cuenta es que ambas ofrecen la ida y vuelta por 70 reales de comprarse juntas, por lo que en este caso te ahorrarías 10 reales.

Precios vigentes al 04/10/2016.

Dónde dormir

Como te contaba, en Abraão tenés una buena infraestructura, la mejor oferta de la isla. En cuanto a lugares donde dormir, tenés para todos los bolsillos. Yo te voy a contar de dos tipos de alojamiento que tuvimos allá. Pero además de posadas y hostels, también tenés hoteles de mayor categoría e inclusive varios campings.

Posadas

En Ilha Grande hay una gran variedad de posadas, que brindan más intimidad y comodidad que otras opciones como hostels o campings. Lógicamente, el costo es un poco más alto, pero para quien pueda y quiera invertir un poco más, puede ser una buena alternativa. Muchas veces son casas de familia que cuentan con habitaciones para alquilar a turistas y creo que resultan ideales para familias y parejas.

La foto que ves es de Suites das Jacqueiras, donde nos recibieron Felipe y su familia. Queda en una parte de la isla bastante tranquila y tiene un ambiente familiar. No ofrecen desayuno, pero sí una cocina bien equipada para que puedas preparártelo, así como también cuentan con todo lo que necesitás para cocinarte el almuerzo o la cena.

Ellos son muy amables y realmente te van a hacer sentir como en casa. Como tantas otras casas en Brasil, cuenta con una hamaca, ideal para la siesta (el “cochilo”, como le dicen acá).

Hostels

¿Qué te puedo contar de los hostels que ya no sepas? Son alojamientos ideales para conocer gente nueva de todas partes del mundo y ahorrando bastante dinero, ya que tenés varios cuartos con baños y cocina compartidos. En ese espacio podés cocinar si te animás a comprar los ingredientes y poner manos a la obra. Algo que también se dan en los hostels y que me encanta es que puedas arreglar con otros viajeros para hacer una comida comunitaria, eso está buenísimo y están dadas todas las condiciones para que se dé seguido.

Nosotros nos quedamos varias noches en el Che Lagarto:

Es un hostel que tiene mucha onda, que está muy bien equipado y tiene un desayuno excelente:

Además, el desayunador tiene un deck con sillas y mesas de madera con una vista espectacular, que es la de la foto de portada, ni más ni menos.

Un dato importante: en la isla son bastante frecuentes los cortes de luz y el Che Lagarto es uno de los pocos hostels de la isla que cuenta con grupo electrógeno, por lo que en general sigue garantizada la provisión eléctrica. 

Por otra parte, los espacios comunes del hostel son bastante amplios y cómodos, cuentan con mesa de ping pong, dos computadoras para navegar por internet y una buena conexión de Wi-Fi – sobre todo para la isla –. Además, la cocina es del tipo industrial y cuenta con todo lo que se necesita para cocinar. También tenés ahí este barcito para tomarte unas caipirinhas o lo que se te ocurra:

Y hablando de bares, el hostel de al lado, Aquario, es del mismo dueño y es donde tienen lugar varias veces a la semana unas fiestas bárbaras, con DJ en vivo, mirá:

 

“Este es un post patrocinado, esto significa que hemos recibido algunos de los servicios mencionados en este artículo por mencionar la marca en el mismo. Las opiniones del post son independientes y están basadas en nuestra percepción real sobre dichos servicios”.

Esta fue la entrada de Ilha Grande, un lugar paradisíaco de mis preferidos de Brasil. Si tenés algún lugar para recomendar del que no haya hablado o si tenés alguna pregunta sobre cualquiera de los que sí hablé, usá los comentarios. Y si te gustó y te sirvió, ayudame compartiéndolo en las redes sociales 🙂

, ,

6 Respuestas a Qué hacer en Ilha Grande, la isla misteriosa

  1. Susana Aceña dice:

    Muy buenooooooooooo!

  2. gustavo dice:

    Un paraiso. Es uno de mis pendientes en Rio, por distintos motivos nunca decidí ir pero sin dudas estará en mis proximos destinos. Faltó algo importante….como se llega desde el continente?

    • Mariano Cadeneau dice:

      ¡Totalmente! Es un buen pendiente de Brasil para visitar en un futuro. ¡Cierto! ¡Buen punto! Voy a agregar la info de cómo llegar próximamente 🙂

  3. Gustavo dice:

    Esta nota fue inspiradora para que siga sus pasos…. y realmente fue una experiencia maravillosa. Segui con atencion todas las indicaciones de como llegar, y en los ultimos años mejoro notablemente la comunicacion con la Isla. Como venia de RJ, Conceicao de Jacarei fue el lugar donde tomé la lancha a la isla.
    De los paseos recomendados, meia volta y 2 rios fueron estupendos, y entre los que habias indicado como recomendable pero no habian podido hacer, Lopez Mendez es fantastico tanto la trilha como la playa, con olas buenisimas para surf y un agua perfecta.
    En cuanto a Pousada, recomiendo Pedacinho de ceu para los que tengan un poder adquisitivo medio.
    Gracias por esta nota, me fue muy util.

    • Mariano Cadeneau dice:

      Como siempre, más que contentos que otros puedan primero viajar a través nuestro y que con la info compartida puedan hacer su propio viaje al lugar. Pocas cosas me brindan más satisfacción de este espacio que este tipo de mensajes, sinceramente.
      ¡Qué lindo lo que contás de Lopez Mendes! A nosotros nos va a quedar para una próxima visita a la isla, que es de esos lugares a los que realmente dan ganas de volver.
      Queda también entonces la recomendación de la Pousada.
      ¡Abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Querés saber cómo trabajar en línea mientras viajás por el mundo?

¿Querés saber cómo trabajar en línea mientras viajás por el mundo?

¡Descargá gratis mi ebook "10 aprendizajes de un nómada digital" ahora!

¡Te has suscrito exitosamente!

¡Compartime!

No te lo quedes para vos sol@ ;)