Mariano Cadeneau

Por En Nomadismo digital

Impuestos para freelancers en Argentina

Si sos argentino (ya sea nacido en el país o residente) y trabajás o aspirás a trabajar por cuenta propia, este artículo de impuestos para freelancers en Argentina te puede servir para comprender los primeros pasos a dar para poder estar en regla con el fisco.

¿Por qué te puede interesar estar en regla impositivamente?

Ante todo, quiero contarte acerca de algunas de las ventajas por las cuales deberías considerar estar registrado impositivamente si trabajás o vas a trabajar por cuenta propia prestando servicios en Argentina:

  1. Una parte de lo que abones cada mes va a ir a tus aportes jubilatorios. Sí, ya sé, yo tampoco creo que por aportar varios años vaya a tener mi jubilación garantizada, pero no deja de ser un adicional para el día de mañana.
  2. Vas a poder contar con una obra social cuando estés en el país.
  3. Da una imagen más seria y más profesional que estar “en negro”.
  4. Relacionado con el 3: hay clientes que si no contás con la posibilidad de facturar no van a trabajar con vos por más que seas el candidato ideal para ayudarlo con su negocio.
  5. Cuando el día de mañana quieras hacer una compra importante, como una casa, departamento o terreno, vas a poder justificar el dinero que uses para dicha adquisición.

La AFIP

Impuestos para nómadas digitales - AFIP

Especialmente si sos argentino, ya sea nativo o residente, habrás escuchado hablar de la AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos) más de una vez. No hay por qué temerle, sino todo lo contrario. A mí en lo personal me deja tranquilo saber que tengo todos mis papeles en orden y que no le debo nada a nadie. En lo que a impuestos se refiere, mi propuesta entonces es “amigarse” con la AFIP.

Comencemos por saber qué es la AFIP: es el organismo del Estado argentino encargado de aplicar, cobrar e inspeccionar los tributos (ingresos públicos) del país.

Como el ámbito de influencia de este organismo es enorme, vamos a concentrarnos en lo que puede ser de interés para profesionales que trabajan de forma independiente, freelancers y/o nómadas digitales que prestan servicios.

¿Qué es el monotributo?

En Argentina existe un regimen simplificado para pequeños contribuyentes denominado monotributo. A mi entender, es una gran ventaja cuando uno está dando sus primeros pasos trabajando por cuenta propia (o sea, siendo “freelancer”), ya que, si bien existe un pago fijo mensual mínimo que actualmente es de $787 (aproximadamente USD45, al cambio del día), uno puede mantenerse pagando ese mismo monto hasta que uno supere los $84.000 en un año.

A menos que aclare lo contrario, en este artículo cuando use este símbolo “$” estaré hablando siempre de pesos argentinos.

El punto negativo es que una vez que uno se da de alta como monotributista, ese monto mínimo hay que pagarlo mensualmente, se facture o no. Dicho de otra manera, si durante un mes en particular no ganaste un solo peso, esos $787 tenés que pagarlos igual. Eso, desde luego, hasta que uno se da de baja.

Categorías del monotributo

Como es un tema bastante complejo, vamos a suponer para los fines del ejemplo que vos que estás leyendo vas a prestar servicios y que no vas a contar con una oficina o empleados a tu cargo, al menos para una primera etapa, que es en la que quiero enfocarme ahora.

Este regimen simplificado está regido por categorías o escalas. El monto que mencioné de $787 al mes representa a la primera categoría actual, que es la A. Si en algún momento excedés los $84.000 a lo largo del año, deberías pasarte a la siguiente categoría – la B -, que te permite facturar hasta $126.000 al año. Y así sucesivamente con las demás categorías.

El monto mencionado para la categoría A de $787 incluye: $300 al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), $419 de aportes para Obra Social y $68 del Impuesto Integrado de locaciones/prestaciones de servicios.

Hay algunas personas exentas de algunos de estos aportes, como puede verificarse en esta página.

Y además, Ingresos Brutos

Impuestos freelancers - Ingresos Brutos

A menos que residas en Capital Federal y que cuentes con un título universitario de una carrera con duración de al menos cuatro años de currícula, como se menciona en esta página, además de monotributo vas a tener que pagar cada mes Ingresos Brutos (II.BB.).

En mi caso en particular, tengo mi domicilio en Pilar, provincia de Buenos Aires, por lo que me encuentro alcanzado por el régimen de II.BB., por más que cuento con un título universitario en ingeniería, de cinco años de currícula. Como no estoy domiciliado en Ciudad de Buenos Aires, no estoy exento, a pesar de contar con el requisito en cuanto a mi formación.

Así es que cada mes tengo que realizar una declaración jurada (DJ en adelante) en la que informo el monto que facturé el mes anterior y a qué jurisdicciones fue. De cada una de ellas depende la alícuota que aplica y, consecuentemente, el porcentaje a pagar por sobre el importe facturado.

Todo lo mencionado anteriormente es 100% electrónico

Una gran ventaja para quienes trabajamos por cuenta propia e incluso para nómadas digitales es que los trámites se pueden realizar en línea en su totalidad. Algunos de los sistemas involucrados en varios de los mencionados – como el de la DJ – son “prehistóricos”, pero cumplen su función, hay que reconocerlo. Son poco intuitivos y muy elementales, pero sirven.

Eso sí, para poder darte de alta en el monotributo y realizar las gestiones mencionadas, vas a necesitar antes obtener tu clave fiscal de nivel 3. Si contás con la misma, difícilmente te encuentres con algún otro inconveniente y, si lo tuvieres, seguramente puedas resolverlo a través de un gestor, que te represente ante la AFIP en ese caso.

Y como todo lo que te comento acá es en base a mi experiencia, te cuento que me di de alta como monotributista en enero de 2017, habiendo comenzado viaje (fuera del país) el 28 de enero. Desde ese momento, he pagado ya siete meses de monotributo, realizado seis DJ y unas cuantas facturas sin tener la más mínima necesidad de acercarme a una sucursal de la AFIP.

Este ha sido el artículo de impuestos para freelancers en Argentina. ¿Te gustó? ¿Te resultó útil? Entonces, ayudame compartiéndolo.

Si tenés alguna consulta o aporte, no dejes de usar los comentarios un poco más abajo. 

,

8 Respuestas a Impuestos para freelancers en Argentina

  1. Hola Mariano, podrás sumar al artículo o comentar, cómo hacés el talonario de facturas una vez que tenes el monotributo? es impresa o digital?
    estoy justo empezando a averiguar para sacarlo.
    Gracias por tu aporte!

  2. David dice:

    Excelente información, muchas gracias por compartir! Lo difundo.

  3. Carlos dice:

    Buen articulo, tengo una pregunta en relacion a las obras sociales, cual es la que recomendarias, no se muy bien como se maneja el tema de las obras sociales, ¿se paga mas por ser de categorias superiores?, estoy realizando el registro de monotributo pero no se que obra social seleccionar.

    • Hola Carlos, con respecto a las obras sociales, yo te puedo recomendar OSECAC, ya que sin un pago adicional se accede a buenos profesionales, aunque sin una gran variedad de opciones. Si quisieras obras sociales más caras como OSDE o Swiss Medical podés deducir el monto que pagás mensualmente a través del monotributo para el pago de la obra social que elijas. En el caso de las dos que mencioné el adicional es bastante importante.
      Sin embargo, para la obra social es importante ver qué cobertura tiene en especial la que elijas para la zona en la que vos te muevas con frecuencia.
      Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Querés saber cómo trabajar en línea mientras viajás por el mundo?

¿Querés saber cómo trabajar en línea mientras viajás por el mundo?

¡Descargá gratis mi ebook "10 aprendizajes de un nómada digital" ahora!

¡Te has suscrito exitosamente!

¡Compartime!

No te lo quedes para vos sol@ ;)