Mariano Cadeneau

Por En Alojamiento, Tips

9+2 formas de ahorrar en alojamiento mientras viajás

En esta entrada te recomiendo 9+2 formas de ahorrar en alojamiento: te cuento acerca de 8 plataformas que te permiten ahorrar o bien no gastar nada mientras viajás, una opción que tal vez no considerabas y te doy dos bonus tracks.


 

Como vos bien sabés, el gasto en alojamiento es una de las tres patas importantes de las finanzas personales del viajero, junto con la comida y la movilidad. Obviamente, eso si no te la pasás de excursión a excursión y si no sos de los que vuelven a casa con souvenirs para todo el mundo.

Como te quiero hablar a vos que te gusta mochilear y ahorrar plata a morir y a vos también que te gusta viajar con un poco más de confort, voy a dividir el post en dos grandes grupos de “ahorros en alojamiento”: las opciones gratuitas y las opciones pagas. Ahí vamos.

Opciones gratuitas (para no gastar en alojamiento)

Estas opciones son las que no tienen ningún costo para vos, aunque en algunas involucra que tengas que hacer algo a cambio, vamos a analizarlas.

1. CouchSurfing

Si todavía no sabés lo que es porque te sumaste hace poco al blog, pasá por acá donde ya te conté bien qué es CouchSurfing. Esta red nos permitió tanto a mí como a Mariel ahorrar muchísimo en alojamiento. Pero no me interesaría ese ahorro si no disfrutara con la experiencia y con CouchSurfing la experiencia de viaje es mucho más enriquecedora, ya que nos permite conocer a gente local que, además de recibirnos en sus casas, muchas veces nos invitan a comer, nos permiten usar su cocina (con lo que ahorramos al no tener que comer siempre afuera) y nos dan consejos que sólo alguien del lugar puede darte y eso permite, nuevamente, ahorrar más.

Desde luego, la idea es que cuando uno está en su ciudad o tiene algún tipo de residencia fija en alguna parte del mundo, aunque sea temporaria, pueda retribuir a la comunidad una parte de lo que le ha dado. Con Mariel antes y después de cada viaje hemos recibido a numerosos viajeros de distintas partes del mundo, tanto juntos en Buenos Aires como ella con su familia en Quilmes y también hemos acompañado a muchos visitantes a recorrer ambas ciudades, llevándolos a nuestros lugares preferidos para que puedan conocerlos de la mano de un local, como a nosotros nos encanta hacer cuando viajamos.

Si todavía no tenés cuenta en CouchSurfing, pasá por acá

2. Casas de amigos y familiares

¿Pensaste que ese familiar, amigo de un amigo o conocido que no ves hace mucho tiempo puede estar encantado de verte en su ciudad? Tal vez sólo para compartir un rato o para llevarte a dar una vuelta, pero en muchos casos también te pueden llegar a invitar a que te quedes en su casa.

Tu viaje puede ser una excusa para retomar contacto con personas con las que compartiste alguna etapa de tu vida. Te podés sorprender de qué tanto (o qué tan poco) pueden tener en común hoy.

Mientras viví en Buenos Aires se ha quedado en mi casa gente de distintas partes del mundo que no conocía previamente a través CouchSurfing, pero también recibí amigos y familia continuamente y a varios de ellos no los veía hace bastante. Soy de pensar que todo lo que damos en la vida, vuelve. Hoy que yo estoy viajando, agradezco constantemente a toda la gente maravillosa que me brinda su hospitalidad paso a paso.

3. House-Sitting

En este post había escrito sobre esta modalidad, pero resumidamente les cuento acá que hacer House-Sitting significa cuidar una casa por un tiempo determinado en el que sus dueños no van a estar habitándola. Las personas que buscan algo así, claramente no tienen alguien de confianza que cuente con la posibilidad de hacerse cargo de la casa por ese tiempo, entonces en lugar de dejarla sola por semanas o meses, buscan a alguien que la cuide, ¿genial, no? Lógicamente, esta tarea puede involucrar que cuiden plantas o animales, lo que vendría en el paquete con el hogar temporario.

En Sudamérica no hay demasiadas casas para cuidar mediante House-Sitting, pero sí van a encontrar muchas opciones en Europa, Norteamérica y Oceanía, así que ténganlo en cuenta.

Cuidar una casa es excelente especialmente si son freelancers, ya que muchas de las casas a cuidar cuentan con internet y se van a sorprender con lo cómodas e imponentes que son muchas de las que están en las plataformas hoy en día.

Para crear una cuenta y empezar a hacer house-sitting, hacé click acá

Intercambio por trabajo

4. WWOOF

Al trabajo a través de la World Wide Opportunities On Organic Farms (WWOOF) se le llama de manera más simple “woofing” y sería en español algo así como “oportunidades globales en granjas orgánicas”. Es una iniciativa que ya funciona hace varios años y le brinda alojamiento a viajeros – y en algunos casos, comida – a cambio de brindar una cierta cantidad de horas semanales de trabajo en la granja que los recibe. Desde luego que permite vivir por un tiempo en contacto con la naturaleza y aprender muchísimo en el proceso.

WWOOF tiene una muy buena presencia en todo el mundo y, si les interesa esta opción, tengan en cuenta que la membresía es por país y el costo varía según cada uno de estos.

Visitá la página de WWOOF…

5. Workaway

Entiendo que esta es la plataforma con más anfitriones para este tipo de intercambios para ahorrar en alojamiento (hoy en día figuran más de 20.000). Tengo excelentes referencias de distintos viajeros, muchos de ellos me contaron de sus experiencias en primera persona y la recomiendan ampliamente.

Pueden navegar por la página, ver en qué consiste, dónde hay anfitriones y qué ofrecen, pero para poder interactuar con los anfitriones con la idea de concretar un intercambio, deberán registrarse pagando una membresía de USD29 por una persona o USD38 por una pareja.

Para conocer Workaway, pasá por acá 

6. Worldpackers

Es un sitio relativamente nuevo cuyo lema es “Skills for accommodation” lo que sería “Habilidades por alojamiento” y la gran diferencia que tiene con Workaway es que no se paga por la membresía, sino que uno se puede registrar de forma gratuita, interactuar con un potencial anfitrión y recién cuando ambos están alineados y dispuestos en hacer algo juntos por un tiempo, la plataforma les cobra USD50 por la confirmación de viaje, por única vez.

Está muy buena como opción si están curioseando alternativas de estas características que puedan ser para ustedes y no quieren invertir en una membresía anticipadamente.

Algo interesante que encontré es que tienen un programa en el que buscan “scouts”, esto es,  personas que mientras viajan vayan recibiendo dinero por reclutar anfitriones que se registren en la plataforma.

Para acceder a Worldpackers, hagan click acá

Opciones pagas para ahorrar en alojamiento

Las opciones sobre las que les voy a contar ahora son pagas y les garantiza un poco más de comodidad e intimidad en su alojamiento mientras viajan. Quienes buscamos a toda costa no gastar demasiado en procurar un lugar para dormir, lo podemos tener como plan B o C 🙂

7. Airbnb

Esta plataforma permite que un particular alquile (o rente) una habitación o vivienda a otro particular (bueno, a veces el que publica es una empresa). Ofrece costos en general mucho más accesibles que los hoteles y les suele ayudar a los dueños de casa a costear los distintos gastos asociados al mantenimiento de una vivienda.

Es una muy buena alternativa para los que buscan viajar con un poco más de confort sin tener que pagar lo que vale un hotel o, por más que el costo sea el mismo, es ideal para quienes les gusta la sensación de sentirse “como en casa”. Muchos nómades digitales utilizan esta opción, pero consideren que a veces son hoteles los que usan Airbnb (si bien entiendo que no deberían), así que lean bien las publicaciones y sáquense sus dudas antes de reservar.

Registrarse es gratuito, así que pueden hacerlo y empezar a ver las opciones disponibles que hay donde quieren ir y a qué precios:

Si todavía no tenés cuenta en Airbnb, registrate acá

*Si usás el link anterior, Airbnb nos regala a ambos AR$390 luego de tu primera reserva 😉

8. Booking

Una de las opciones más prácticas que usé buscando lugares para quedarme en Buenos Aires – mientras no estaba alquilando en la ciudad, desde luego – es Booking.com.

Con esta plataforma, podés en pocos minutos buscar disponibilidad de alojamientos según tus preferencias, en el lugar que quieras, por los días que necesites y dentro de tu presupuesto. Además, como el portal ayuda a los hoteles a que ocupen las habitaciones que tienen disponibles, es normal encontrar excelentes ofertas de último momento, especialmente en temporada baja.

Si vas a hacer un viaje pronto, andá reservando tu alojamiento acá

9. HostelWorld

Parecido a Booking.com pero especializado en Hostels, tenés HostelWorld. Por si no sabés bien cómo son los hostels, son opciones de alojamiento muy económicas, ideales para conocer y compartir con viajeros de todas partes del mundo.

Quedándote en hostels podés comenzar por el precio de una cama en un dormitorio compartido entre 6, 8 o 12 personas (por ejemplo) con baño compartido entre varias habitaciones y de ahí a medida que vas aumentando el presupuesto vas encontrando opciones de habitaciones con menos camas o con baño privado. En casi todos los casos, los hostels se caracterizan por compartir los espacios comunes, como cocina, sala de estar, juegos, a veces pileta, de todo un poco.

Seguí este link para buscar un hostel de HostelWorld para tu próximo viaje

Las Opciones Extra para ahorrar en Alojamiento

10. Acampar

¡Claro que sí! ¡Cómo podía faltar la opción carpa! Acampar es una opción digamos mixta, porque puede ser que uno pague por un lugar para acampar o no.

  • La opción paga es, obviamente, pagar en un camping (o en reservas naturales, parques nacionales u otros) por persona y/o por carpa por cada noche que vayamos a pasar ahí.
  • Si hablamos de opciones gratuitas para acampar es mucho más abierto: he acampado en playas, en la calle misma, en el predio de una iglesia, en estaciones de servicio, en jardines de casas de gente local y otros, ¿tenés alguna opción para sumar a las que conté? ¡Contanos!

11. Alojamiento espontáneo

El que ven en la foto entre Mariel y yo se dio a conocer como “Don Lechuzo” y es uno de los casos de alojamiento espontáneo que más recordamos. Les cuento brevemente la historia: con Mariel estábamos en Fraga, San Luis buscando llegar a dedo a visitar a los indios ranqueles. Cuando íbamos hacia donde queríamos empezar a hacer dedo, él nos saludó desde su casa, a lo que devolvimos el saludo. Un buen rato después, no pasaba ni el loro por la ruta provincial donde estábamos parados y el sol se estaba ocultando, entonces decidimos empezar a procurar un lugar para dormir. Nos acordamos antes que nada de ese señor tan amable que nos saludó desde su rancho y fuimos a preguntarle si podíamos armar la carpa en su jardín. No sólo nos recibió con los brazos abiertos, sino que nos ofreció su propia cama y él durmió en un colchón porque decía que “afuera nos iban a comer las ratas”. Compartimos mucho mate y charlas con Don Lechuzo y es una de las tantas experiencias que atesoramos de nuestros viajes.

Así que esa fue la última de las 11 formas de ahorrar en alojamiento que quería compartir con vos. Dejé lo mejor para lo último, porque te recomiendo que, sea cual sea la opción que elijás para alojarte, que tratés de dejar lugar para la espontaneidad. Creo que es lo más enriquecedor de los viajes, te recomiendo contar siempre con ese factor de incertidumbre en cada una de sus aventuras.


Este fue mi post con 9+2 plataformas para ahorrar en alojamiento. Si creés que faltó alguna que vos uses o que te hayan recomendado, no dejes de contarlo en la sección de Comentarios más abajo.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Querés saber cómo trabajar en línea mientras viajás por el mundo?

¿Querés saber cómo trabajar en línea mientras viajás por el mundo?

¡Descargá gratis mi ebook "10 aprendizajes de un nómada digital" ahora!

¡Te has suscrito exitosamente!

¡Compartime!

No te lo quedes para vos sol@ ;)